Llibres al replà

Little Miss Sunshine catalán

Más allá de la alta literatura, eso esencial es que no nos cansemos de reivindicar y dar a conocer a niños y adultos; el que recomendamos de bibliotecas y bibliotecas; damos a amigos y conocidos y leemos en clubes de lectura …
Más allá de estas obras que intuimos que cambian nuestras vidas, los niños necesitan otros todoterrenos que les ayuden a avanzar en su camino de lectura. Tan importante como los demás, sin duda.
"No hay heno que le deba cada día helado", dijo Vicente Ferrer, de Media Vaca, refiriéndose a la importancia de combinar muchos tipos de libros y lecturas con niños.
O como el símil de Javier Zabala, hablando de literatura de alta costura y prêt-à-porter. Al igual que con la ropa, dijo el ilustrador, los libros de alta costura venden poco, pero son muy importantes porque establecen tendencias.
Claramente, no todos los días podemos vestirnos como una pasarela.
Como también tenemos que aceptar, de ninguna manera nos duele, que no es lo más habitual que en el momento del patio de recreo los niños del 4º hablen sobre la última ilustración de Innocenti o una novedad esencial de Kalandraka (aunque lo hayamos compartido en casa la noche anterior).
Los lectores de 9-10 años han adquirido algo de independencia lectora, pero todavía necesitan algunas páginas de formación. Es la época típica de las series y colecciones, que nos invitan a seguir adelante con la garantía de que no habrá grandes sorpresas u obstáculos.
Si en el patio se habla de libros, son precisamente estos. Personajes con nombres y apellidos que se convierten en pequeños héroes a los ojos de los preadolescentes.
Según se refleja en el Observatorio de Bibliotecas, Libros y Lectura 2014 que nos presentó el vecino del 2º 2º, el mercado editorial está lleno de series para el espacio de 8-12 años. La mayoría de ellos son traducciones (muchas de Italia) que están siendo muy exitosas, a pesar de que en general no son nada del otro mundo y tienen una estética aterradora. Muchos son productos de marketing que tienen éxito y eclipsan otras obras a menudo de mayor calidad literaria, pero que pasan desapercibidas.
Un día entretendremos a los nuestros para recoger estos libros por lectores promedio que están eclipsados (el vecino del 1er 2º sabe mucho) e incluso un día podemos hacer una lista de los personajes principales de la serie que más nos gusten.
Pero hoy, me gustaría unirme a la conversación que la gente 4ª vez tiene en el patio y contarles acerca de un personaje que este verano llenó unas cuantas casas de risa: Bru Artiac y su perro Lumps.

Enric Gomà. Bru Artiac: Operación Gertrudis. ilustre. Artur Laperla. Barcelona: Cruïlla, 2014. 213 p. m.

Bru Artiac tiene once años y tiene una familia bastante ordinaria: una hermana mayor adolescente, padres con los problemas y dolores de cabeza de sus padres, una abuela y un perro, Lumps.L
uminoso es el narrador de la historia y es a través de la mirada de este perro que descubrimos cómo están los miembros de la familia Artiac y por qué están tan nerviosos el día antes de partir al Camping Altafulla. La abuela Gertrudis se ha ido y las vacaciones tendrán que esperar. Lo que es ahora mismo es tomar la furgoneta y recorrer toda Cataluña hasta que se encuentre.

Al igual que en la hilarante película Little Miss Sunshine (Jonathan Dayton y Valerie Faris, Estados Unidos, 2006) Enric Gomà escribe una especie de road movie en catalán, paseando la furgoneta de la familia Artiac por algunos de los más nuestros de la geografía catalana: Barcelona, Valls, Ripoll, Banyoles, Caldes de Montbui y Altafulla.

La Operación Gertrudis ve la moda de los "diarios Greg", pero como la serie de Elvis Riboldi ya logró, los acerca a la realidad de los niños de nuestro país. Gomà pone sobre la mesa todos los clichés catalanes, se mete en algunas tradiciones, y lo hace sin complejos, con un humor directo y abierto, broma que se explica en el patio de la escuela y que llega rápidamente a los niños.

Y no podemos olvidar la obra de Artur Laperla, el ilustrador que da forma a todos estos personajes. El humor gamberro de Laperla, que ya habíamos disfrutado con la superheroína XXL (Cruïlla, 2012) y especialmente con Super potato (Bang, 2012), es sin duda gran parte del éxito de la serie.
Sus chistes, uno o dos por página, multiplican el efecto humorístico de la historia y al mismo tiempo rompen visualmente la uniformidad del texto, ayudando a avanzar a aquellos lectores que todavía necesitan algunas muletas.

Al final del libro, cuando se resuelve el misterio de la abuela Gertrudis, intuimos que Lumin vivirá una nueva aventura: algunos ladridos de amor se llaman desde Mallorca.
Esperemos que esto signifique que el Tándem Gomà & Laperla ya está trabajando para continuar esta nueva serie.
¡Larga vida al Bru Artiac y a los Lumps!
¡Tarifa plana para perros, ahora!

Dejad un comentario: