Llibres al replà

Marianne Dubuc en Barcelona

Marianne, en el centro, entre Ignacio y su editor.
La librería Casa Anita acoge en Barcelona la presentación en Barcelona de la ilustradora canadiense Marianne Dubuc, a la que Editorial Joventut acaba de publicar sus primeros títulos en catalán. El autor de Montreal ha sido traducido a quince idiomas en todo el mundo, y es bien conocido en los EE.UU. y Francia (Marianna es Quebec y francófona). El maestro de ceremonias fue el replanero Ignasi Blanch, que tuvo una conversación diferente con el autor en el patio de primavera del hogar Oblivion Baseira.
Marianne Dubuc, que estudió diseño gráfico en la Universidad, escribe e ilustra sus álbumes. Y a veces quien hace los textos es su marido. La pareja tiene dos hijos, y los hijos de Marianne son fundamentales tanto en la vida como en la obra del autor (Pero papá, el texto del padre, los dibujos de la madre). Hija y nieta de personas muy creativas, Marianne se considera autodidacta en su lado ilustrativo. Experimenta con los materiales de cada nuevo libro que piensas (desde crayones hasta acuarela a través del papel vegetal, que resalta el trazo de las portaminas, una herramienta con la que te encanta trabajar). Empezó a triunfar con algunos imatgiaris muy especiales: el primero estaba frente a mi casa. El libro de imágenes comienza con la descripción de las cosas frente a la casa de la autora, y abarca a todos (mar, cielo y universo incluidos) antes de regresar a su casa. El siguiente, El Carnaval de los Animales, continuó y aumentó su prestigio. En ella, los animales se disfrazan de otros animales, y las combinaciones, que son divertidas e ingeniosas al mismo tiempo, deleitan a los niños en todas partes. Marianne confiesa que se siente más libre y más espontánea dibujando animales que la gente. En Barcelona presentó su última novedad en francés, Le lion et l'oiseau, un disco con pocas palabras que habla de valores como la amistad, la pérdida o el anhelo, y basado en una experiencia personal de la autora con una amiga con la que no se relacionaba más como lo hicieron durante la primera etapa de su conocimiento.
Marianne, que admite tener más influencias de autores europeos que estadounidenses, atrajo a su león y a su pájaro en directo para los numerosos asistentes al encuentro, y firmó copias, también con dibujos, a sus nuevos lectores en Barcelona.

Dejad un comentario: