Llibres al replà

¡No te pierdas un libro en tu maleta!

Llega el verano y los vecinos de la replà salen, de vacaciones. Los destinos de nuestras vacaciones son diversos. Algunos, cercanos y tranquilos; otros, distantes y locos. Entre sí, nunca hay un libro en la maleta, en la mochila, o en la tableta…

Antes de partir, sin embargo, dejamos el escaparate listo, lleno de recomendaciones de verano.

Buen verano, buenos viajes y mejores lecturas.

1º 1º

DUVOISIN, Roger. La Casa de las Cuatro Estaciones. Trad. Irene Figueras Cardeñoso. Barcelona: Alba, 2018. 36p.

Un álbum encantador, creado en 1956 por uno de los grandes nombres de la historia de la ilustración estadounidense. La discusión comienza cuando los cuatro miembros de una familia tienen que decidir de qué color quieren pintar las paredes de la casa que acaban de comprar. Pero, contado y debatido, este argumento deriva temprano y con rastro hacia una exposición clara y bien ejemplificada de la teoría del color, con una propuesta de experimentación física incluida, que hace del libro un importante e innovador, a pesar de los años transcurridos desde su aparición, un libro de conocimiento sobre el color.

WORTHAM, Pia. El pañuelo del sultán. adaptar. Ramiro Matas. Trad. Mónica y Ferran Roig. Barcelona: Yekibud, 2017. 32p.

He aquí una popular historia marroquí de aquellos tan bellos, sensuales y emocionales como los de las liendres Mil-i-una. Con un pulso narrativo que sabe ir directamente a lo más relevante en una ronda y, sobre todo, con ilustraciones derivadas tanto del collage como de la tela, su lectura se convierte en un descubrimiento, ahora que es tan difícil encontrar buenas versiones (no adaptaciones sueltas) del folclore universal. Esencial en escuelas, bibliotecas públicas y estantes privados para niños a partir de los 8 años e ilustradores en busca de recursos procesales.

PORTELL, Raimon. Caminos de agua. Barcelona: Barcanova, 2018. 346p. (Luz de Arturo; 2)

Buen argumento. Buena prosa. Buen ritmo narrativo. Buena lectura. Todo es bueno en una de las pocas novelas de jóvenes de un autor catalán que sobresale sobre el resto. Esta es la segunda parte de la trilogía Arthur's Light, pero esta, 0.6 fuera de hándicap, empuja al lector que no ha leído la primera parte a buscarla con deler para poder sumergirse de frente con el mismo placer de lectura que puede experimentar en esta narrativa. ¡bravo!

1º 2º

BUITRAGO, Jairo. El mar. ilustre. Alejandra Estrada. Trad. Marta Salvadó. Sant Feliu de Guíxols: Tramuntana, 2018. 40p.

Jairo Buitrago es un autor colombiano con una reconocida trayectoria que nos da un texto muy poético para definir el mar a través de los ojos y destellos reflexivos de un niño. Una línea, como la del horizonte, estructura todo el disco y sirve al ilustrador, también colombiano, para dibujar e interpretar, con ingenio y lirismo, todas las reflexiones y sensaciones del personaje alrededor del mar. La línea es como un hilo que lleva al protagonista y al lector hacia su deseo: el mar. Un álbum ingenioso y sobre todo poético, ideal para estos días donde el azul ya es olores interight y salados.

ACCINELLI, Gianumberto. El hilo invisible de la naturaleza. ilustre. Serena Viola. Trad. Helena Aguilà. Barcelona: Libros del Zorro rojo, 2018. 128 p. m.

Un hilo visible e irregularmente acariciado encierra todas las páginas de este curioso libro, una obra de conocimiento, que no sólo es de consulta sino también de lectura. El autor, conocido como entomólogo por su trabajo de divulgación científica especialmente en la radio, cuenta dieciocho historias centradas en acontecimientos extraordinarios y reales protagonizados por animales y unidos por un hilo invisible con el ser humano, con un objetivo informativo pero también literario. Desde la invasión de la Península Ibérica por conejos, hasta la devoción de los australianos al escarabajo piloto; desde la mejor miel del mundo hasta la historia de los gatos y murciélagos. Un libro para los amantes del conocimiento, la curiosidad y la literatura.

INOCENTE, Roberto. Mi barco. Trad. María Lucchetti. Barcelona: Kalandraka, 2018. 40p.

En su último trabajo, Roberto Innocenti también mezcla ficción y no ficción. Inventa y cuenta la historia de un capitán y su barco, que comparten cincuenta años de sus vidas. El título original es Mi Clementine, el nombre del barco, que da, en mi opinión, más información y textura del libro que el título traducido al catalán. Para el protagonista, el barco llega a ser como un hermano, como un peluche que lo acompaña durante gran parte de su vida, un ser cercano a él, con quien comparte situaciones de todo tipo, tormentosas y también agradables, descritas meticulosamente en medio de viñetas de diferentes tamaños y con un texto críptico.

A pesar de ser una historia inventada, subjetiva y escrita en primera persona, como un periódico o una novela, el ilustrador ahonda, con una codiciada minuciosidad, en la descripción técnica y real de todos los detalles del barco y su entorno, como una obra de información. El libro concluye con un anexo con las rutas, detalles y elementos del tipo de barco y su estructura. Una mezcla de realidad y ficción que cuida todos los elementos del dibujo, pero también del libro, salado con una imaginación sutil pero al mismo tiempo muy intencional, que hace del libro, una copia para analizar y saborear tranquilamente, frente al mar donde navegan todos los barcos.

2º 1º

FERNÁNDEZ DE MOLINA, Miguel. Nanuketa, el Esquimal. ilustre. Anna Sender. Riba-roja de Turia (Valencia): Kireei, 2018

Este verano podemos disfrutar del nuevo libro de la ilustradora Ana Sender, una ilustradora que nos tiene acostumbrados a disfrutar de sus buenos grabados con dibujos muy sugerentes para la Casita de Wendi. Con Kireei, editorial con sede en Riba-roja de Turia (Valencia), recibimos una nueva propuesta estética de Anna con una historia escrita por Miguel Fernández de Molina.

Nanuketa es una niña esquimal que será elegida para salvar a su tribu. Una historia al servicio de la protagonista femenina, un personaje que nos puede recordar a Mulan de Disney (en otro contexto y país), por estereotipos y lleno de fuerzas para vivir una serie de aventuras que harán posible devolver a su grupo a la normalidad.

Las ilustraciones de Anna Sender son un exquisito trabajo hecho por computadora, con un gusto por recrear atmósferas a través del color aplicado con degradados y muchos detalles.

TELLO, Jimena. Mamá va al galope. Barcelona: Flamboyant 2018.

La editorial Flamboyant publica una propuesta de la ilustradora argentina formada en Estrasburgo, Jimena Tello.La propia ilustradora es también la autora del texto, que presenta a las madres de familia como auténticas heroínas que hacen cualquier cosa para llegar a todas las tareas que la vida les presenta. Simbólicamente, la madre protagonista de este álbum se convierte en un caballo, por lo que puede correr y llegar a tiempo a la escuela, supermercado o parque para dar un paseo con sus hijos. Algunas ilustraciones hechas con crayones que en algún momento nos recuerdan a los interiores a menudo dibujados por Kitty Crowther. Un homenaje a todas las madres del mundo que tienen que cuidar de sus hijos solas. El autor/ilustrador nos lo deja claro de los guardianes del libro.

BONE, Beatriz.Soy un loco.ilustre. George Sempere. Trad. Elisenda Vergé i Bó. Barcelona: Edebé. 2018. 120 p. m. (Tucán; 16)

Que Omar es un loco es obvio…, ¿o qué es sino qué cae de una nuez al suelo? Y si cae en una tierra es propiedad del dueño de la tierra, ¿no? Bueno, ya tenemos el argumento para convencer al juez de que Omar, el único sobreviviente de una familia que cruza el mar en busca de una vida mejor, puede quedarse en la casa de Rossana Marinetti, una abogada que nunca ha perdido un juicio. Los testimonios que se necesitarán para demostrar que es un conjunto bastante increíble de vecinos. ¡Una historia que emociona, mueve y reconforta! Un premio más que merecido en una novela llena de emociones reales, no de las gravadas ad hoc a la voluntad del autor.

GARLAND, Luigi. El verano que conocí al Che.Trad. Compañía Salvador y Anna Torcal. Alzira: Bromera, 2018. 160 p. m. (Bromera de tráfico)

No siempre tienes que invadir una isla como Cuba con poco más de dos docenas de guerrilleros para iniciar una revolución. A veces, todo el mundo puede hacer su revolución un poco a partir de la experiencia que nos cuenta el protagonista y narrador de The Summer I Met Che. Todo comienza el día en que el nieto de Ricardo se acerca a la casa del abuelo. Ese día el abuelo ha tenido un problema cardíaco y es llevado en ambulancia al hospital. Durante el traslado, el niño descubre que el abuelo tiene un tatuaje de un hombre que se parece a Cristo. Una vez investigado descubre que esto no es otro que el Che, el revolucionario cubano que fue capaz de echar al dictador Fulgencio Batista de la isla. Es entonces cuando con la voluntad de saber más el niño visita al abuelo, alternativamente, hasta conocer en profundidad la figura de ese hombre. Una lección de humanidad que nos lleva a saber que las pequeñas revoluciones son a veces la clave de una vida pequeña. Con una prosa ágil y muy legible, Luigi Garlando mira a la historia del siglo XX sin prejuicios, con empatía y emoción.

FUNES, Jaume.Ámeme cuando menos me lo merezca…, porque es cuando más lo necesito. Barcelona: Columna, 2018. 272 p

Con uno de los mejores títulos de la temporada, Jaume Funes (Calatayiud, 1947) nos ofrece uno de los libros más pasajes y al mismo tiempo aclarando cómo y qué piensa un adolescente. Una guía para padres perdidos en las marismas de la adolescencia de sus hijos que seguramente los obligará a cambiar su punto de vista. El autor nos ofrece prácticas e indicaciones claras para entender y educar a un adolescente. Si tiene uno en casa, mim comenzó en el sofá o radikalment opuesto a sus deseos, no se pierda este texto.

3º 1º

PIERRÉ, Coline. Le jour ou les ogres ont cessé de manger des enfants. ilustre. Loïc Froissart. Arlés: Rouerge, 2018. 40p.

Hace mucho y mucho tiempo, el mundo estaba poblado por ogros que sólo se alimentaban de niños que se criaban en granjas infantiles. Un día, la armonía de este mundo cambió debido a una intoxicación alimentaria. Había que hacer algo, por lo que el Consejo de Sabios decidió que a partir de entonces todos los habitantes dejaran de crujir a los niños y niñas y fueran vegetarianos. Al principio, este cambio no fue nada fácil, pero como los ogros descubrieron los nuevos sabores, se diluyeron y se sintieron mucho mejor. Por primera vez, los niños crecieron y crecieron, y los ogros decidieron domesticarlos y llevarlos a la escuela. Hoy todavía hay ogros que nos rodean, pero nadie sabe… Una historia original e irónica con personajes terribles convertidos en un contexto moderno, ecológico y vegetariano. Epidemias, alimentos saludables, cocina creativa, ética y vivir con los demás son las novedades temáticas más significativas. Un libro que habla de buenos hábitos sin caer en didácticas. Las ilustraciones son redondeadas, coloridas y llenas de detalles siempre sobre un fondo blanco sin (o muy poca) perspectiva porque lo importante de este libro son los personajes y sus acciones que nos arrancarán más de una sonrisa. Una hermosa edición y una historia divertida para niños y adultos.

QUARELLO, Maurizio A. C. '45. Roma: Orecchio Acerbo, 2017. 96p.

'45 es una novela gráfica sin palabras basada en una historia real: la resistencia del abuelo del autor contra las tropas nazis y fascistas italianos durante los últimos meses de la Segunda Guerra Mundial con la Brigada Motferrato cerca de Turín (Italia). Una historia visual en la que este maravilloso ilustrador, creador de otras obras muy recomendables, publicada en nuestro país por Barbara Fiore u OQO, nos muestra, a través de diferentes planes y perspectivas las fuertes convicciones ideológicas de algunos personajes, así como el sufrimiento y la humanidad que también prevalece durante los tiempos de la guerra. El trazo realista y expresivo hace que las palabras sean innecesarias. La técnica utilizada es lápiz y acuarela y la composición y organización de imágenes están muy inspiradas en el cómic, la pintura figurativa y el cine. La gama cromática también está en armonía con la atmósfera de cada escena. Una magnífica historia de vida y un homenaje a la memoria histórica.



Disney. El arte de contar historias -catálogo de exposiciones-. Barcelona: Fundación La Caixa, 2017. 214 p. m.

Hasta el 24 de junio tienes tiempo para ver en Caixaforum Barcelona la exposición "Disney. El arte de contar historias", y si no estás allí a tiempo, ten en cuenta el catálogo que recomendamos aquí. Bien editado a todo color, lleno de imágenes y con unas cuantas páginas desplegables, el libro (y la exposición) se sumerge no sólo en el trabajo de Disney y sus artistas, sino también en los orígenes de muchas de sus películas animadas que se basan en mitos, fábulas y leyendas de todo el mundo. Los textos han sido escritos desde la Walt Disney Animation Research Library y se han dividido en los siguientes bloques: Mitos, Fábulas, Leyendas, Cuentos cortados: Cuentos americanos y Cuentos de hadas. Encontramos de todo, desde bocetos hasta marcos a través de carteles y guiones gráficos, todos completos, y es un placer reunirnos con Merlin The Charming, la bella durmiente, la Sirenita o Frozen generada por los artistas de la compañía a partir de la tradición oral o escrita.

LYWARD, Joe. Mi gran familia. Trad. Maribel G Martínez. Salamanca: Lóguez, 2018. 32p.

Curiosa apuesta de Lóguez con este tratado familiar envuelto (en primer lugar) ! A partir de formas geométricas muy simples que ya aparecen en los guardias, el autor crea personajes que entran en acción tal como se presentan dentro de la imagen genealógica de una familia. Narradas desde el punto de vista de un niño, las relaciones entre los miembros de su familia son difíciles de definir cuanto más se amplía el espectro. Tomemos un ejemplo: "Tengo otro tío. Son más jóvenes que yo mamá. Lo mismo que mi hermano es más joven que yo. Es el hermano de mamá. Un su novio lo llamo tío. Aunque no es hermano de mamá". Entre hermanos, abuelos, yernos, primos, parejas de primos, etc., el protagonista termina sin saber nombrar al último de los presentes, cuando la página ya se ha llenado de simples figuras geométricas, y es entonces cuando aparece la noción de "vínculo" afectivo.

 

Dejad un comentario: