Llibres al replà

Los Premios Aurora Díaz Plaja

Este artículo puede parecer la suma del nepotismo. Y nunca mejor dicho, porque yo, Ana Díaz-Plaja, soy la nepotesa de Aurora Díaz Plaja. Para más inri, tenemos las mismas siglas ADP y ADP

Pero las apariencias engañan. Este artículo está dedicado al premio que lleva su nombre, y no a la obra de Aurora Díaz Plaja como especialista en LIJ. Un premio que se creó en 2002 (cuando el escritor todavía vivía; murió en 2003) y que, desafiando todos los elementos, se ha prolongado hasta ahora.

Historia del Premio: éxitos y obstáculos

ilustre. de Subi al Libro de las Bestias por Ramon Llull

La idea de este premio se basa en una iniciativa de la Asociación de Escritores en Lengua Catalana, en la persona de Andreu Sotorra. Esbozó las bases – premiando un texto sobre literatura infantil catalana, publicado durante el año en curso, en la prensa – y pensó en el nombre de Aurora Díaz Plaja para nombrarlo. A partir de ahí, hay otro nombre que hizo posible que este premio durara 20 años: Pere Martí Bertran. A su tenacidad le debemos una suma de éxitos notables: en primer lugar, estimular y ensalzar una divulgación de calidad, algunos textos de toque de estado de alerta, que el mundo académico desestima e incluso desprecia. Los artículos universitarios sobre LIJ o cualquier otro campo deben cumplir con los requisitos y requisitos de cuartiles, impactos y otros terminatxos, y estar escritos en un tono supuestamente científico, que distancia al LIJ de la difusión y una forma de escribir que combina conocimiento e ingenio. El LIJ necesita academia, por supuesto, pero también necesita salir de las aulas universitarias y involucrarse con el mundo. Y es lo que pretende este premio. No es de extrañar que sea único, tanto en nuestro país como en España.

El segundo éxito es abrir las bases a textos en cualquier idioma, cualquier subgénero, cualquier medio de comunicación, siempre que esté escrito. Encontramos revistas especializadas, prensa general, blogs. Encontramos colecciones de artículos, textos conmemorativos, enfoques teóricos, panoramas, recomendaciones, así como pequeñas monografías, homenajes…

ilustre. de Mercè Galí a
Poesies con zumo MiquelDesclot

El tercer éxito fue, en las primeras convocatorias, convertir la entrega de premios en una especie de seminario -encuentro tan agradable como interesante:Pere Martí se reunió en Vilafranca autores, ilustradores, editores, periodistas y, mientras hacíamos una buena cena, discutimos, propusimos, nos conocimos en un ambiente de cordialidad e intercambio de ideas. Además, estas reuniones fueron grabadas para radio y televisión. En tiempos de pandemia, estos encuentros son recordados con más cariño que nunca, y su utilidad se valora más.

Desafortunadamente, a partir de este tercer éxito tenemos que ir a los obstáculos: la dotación económica desapareció y el premio fue – uno más! – en pura honorífica; los patrocinadores (Caixa Penedès y Ajuntament de Vilafranca) se retiraron y no fue posible volar tanto.El premio perdió gran parte de su personalidad especial. Sin embargo, y gracias una vez más a la tenacidad de Pere Martí, los Premios continúan y se entregan en los Congresos LIJ o en la Semana catalana del Libro.

Revisamos y pedimos el registro:

Poesía en general2010, Margarida Prats. 2016, Clara Berenguer. 2020, Felipe Munita/Neus Real;
Autores específicos2005, Jaume Aulet en Miquel Desclot. 2013, Pilar García en Dolors Pellicer. Miquel Desclot 2015 en Joana Raspall

Misceláneas

Blogs2013, Josep M. Aloy
Pulse2002 Pep Molist. 2009 Teresa Mañà. Silencio rosa 2010. Miquel Rayó 2019

Ilustración cómica y novela gráfica

Blogs2006, Montserrat Castillo en Lola Anglada. 2018, Àngels Rius y Carme Rubio, sobre Fina Rifà.
Pulse2004, Sebastià Roig.

Literatura

Panoramas históricos2008, Teresa Rovira
Realizar un seguimiento de un tema2002, Joan Portell. 2003, Teresa Durán
Un autor específico2007, Víctor Aldea para El zoológico de Pitus, por S. Sorribas. 2011, Caterina Valriu para Massagran, por J.M. Folch y Torres. 2017, Mercè Canela y Eugènia Moner, sobre Ramon Llull; 2020, Sergio Fernández Martínez por el epílogo de la traducción al español de Cuentos para niños, por M. Rodoreda

Vemos que el premio ha sido otorgado dos veces para los eruditos de las Islas y dos para los autores de Valencia; el resto, principado, con abrumadora mayoría de Barcelona. Sólo un premio escrito en español. Tal vez debe tenerse en cuenta la importancia del género poético, ganador en 6 ocasiones;  3 sobre autores específicos del LIJ catalán; uno de ellos medieval, uno de principios del siglo XX y otro de la reanudación de los años 60. En un tema concreto y en su camino tenemos el de la guerra incivil de Joan Portell, y los demonios de Teresa Durán. Repasando un momento determinado, tenemos a Teresa Mañà o Pep Molist, y desde un punto de vista diaronico, Teresa Rovira.

Conclusiones del pasado y sugerencias para el futuro

La primera conclusión sobre la trayectoria de los premios es considerar que los ganadores merecen el premio. La segunda es valorar el trabajo desinteresado y eficiente de todos aquellos que han sido miembros del jurado, además de felicitar a Pere Martí por su perseverancia y por mantener la calidad del premio sin culpa.

ilustre. por Fina Rifà

Y ahora, humildemente, un par de sugerencias:

Primero: Observe la ausencia de textos en el teatro. Como dijo Teresa Durán en este blog, el mundo teatral parece no formar parte de literatura infantil. Así, no ha habido ocasión en la que una buena revisión de algún espectáculo de teatro para niños -y hay grandes- o una revisión cuidadosa de la programación familiar de un teatro se hayan merecido el premio. La historia de la marginación de los espectáculos teatrales (no me refiero a colecciones y/o libros de teatro) es un tema largo, que merece especial atención.

Y en segundo lugar: la falta de trabajo realizado desde otras lenguas u otros ámbitos culturales: (¡un solo texto en 20 años!) nos hace pensar que se debe establecer más comunicación entre todas las lenguas ibedric; y ya no estamos hablando de lenguas extranjeras. El reto es doble: primero, y no nos engañemos, superar las ignorancias (y por qué no, desinterés), de muchos estudiosos del LIJ el marco ibérico sobre lo que llaman literatura periférica. El esfuerzo que se puede hacer debe ir acompañado de un cambio de mentalidad por parte de eruditos de todo el mundo, y lo que entienden por la literatura de todos.

Y también sería necesario, por nuestra parte, utilizar más herramientas de literatura comparada y contextualizar nuestra LIJ, al menos, con las literaturas ibéricas y europeas; se debe alertar más sobre el mundo y las tendencias que se están desarrollando allí. En este sentido, las palabras de Pep Molist sobre la escasez de traducciones de andersen al catalán también forman parte de la misma petición. Es necesario poner el LIJ catalán en el mapa, y establecer puentes de estudio y comunicación. Se ampliaría el Premio Aurora Díaz Plaja, ganarían los críticos y el LIJ, más aún.  

Más información sobre los Premios Aurora Díaz Plaja en:

https://www.escriptors.cat/premis/premi-aurora-diaz-plaja

Dejad un comentario: